Menu

Finca rústica de recreo en Salamanca

Finca de encina situada a la orilla del Tormes. La propiedad cuenta con diversas edificaciones. El edificio principal, arquitectura de diseño contemporáneo y reciente construcción, tiene una superficie total construida de 290 m2 en dos plantas. Esta realizada en hormigón y recubierta en acero cortén, lo que permite que el edificio se integre perfectamente en el paisaje. La planta baja tiene cuatro dormitorios en suite con sus respectivos baños completos y grandes ventanales al jardín, un aseo de cortesía y acceso directo al garaje. La planta alta cuenta con dos salones (uno de ellos con chimenea) con preciosas vistas al río, al campo charro y a la sierra norte de Gredos. Los salones confluyen en una cocina abierta y un comedor, cuenta también con porche y amplia terraza. Todo ello con calidades de lujo, piedra natural en suelos y baños, calefacción por suelo radiante, techo en madera y cerramientos de máxima calidad. El resto de construcciones de la finca son antiguas edificaciones del molino. Una de ellas, con 160 m2, perfectamente rehabilitada (podría emplearse para invitados o para los guardeses) Consta de salón con estufa de leña, pequeña cocina, dormitorio y baño; con un almacén grande anexo. La otra es el molino antiguo a la orilla del rio, es una construcción muy bonita rehabilitada de 95 m2, respetándose las muelas de piedra originales. A menos de dos horas de Madrid.


Haga clic sobre las imágenes para ampliarlas.